#Infografía Plataformas digitales de denuncia anónima

Plataformas digitales de denuncia anónima

Anuncios

Las andanzas de Rodrigo “el curioso” 5

Chapter 5. Jargon File

Últimamente la mamá de Rodrigo parece preocupada por él. En la semana, lo ha visto una vez al día y eso porque la cena es un ritual familiar. Cuando Rodrigo regresa de la escuela, lo primero que hace es ir a la cocina por una botella de agua y subir inmediatamente a su cuarto sin saludar tan siquiera al perro. Parece ser que el miedo más grande de su madre se ha vuelto realidad: aquella máquina negra de dimensiones pequeñas ha logrado absorber a su hijo a tal grado de que ahora habla solo con su amigo imaginario Bell. ¿Acaso la juventud ya no disfruta del aire libre como lo hacían en los tiempos de su madre? ¿Acaso Rodrigo realmente creyó que la realidad se gestaba en la virtualidad? O… ¿tenía algo más que ocultar?

Ciertamente Rodrigo estaba pasando por una etapa de su vida en la que quería descubrir más acerca de los misterios de la vida digital. No estaba metido en drogas ni iba a fiestas con alcohol como los chicos de su edad. Su pecado era querer saber más de aquellos números binarios que agrupados y decodificados, son un mundo nuevo.

Un día su madre desesperada forzó la puerta del cuarto de Rodrigo y decidida a entrar, lo hizo. Rodrigo ni se inmutó; los audífonos y la música a todo volumen lo sumergían en ese viaje digital. Su madre se acercó sin tocarlo para observar qué estaba haciendo su hijo, cuando vio su pantalla ni parpadeo: ola de números era lo que observaba Rodrigo y su madre. Hipnotizada por los números se iba acercando cada vez más a la pantalla al grado de topar con Rodrigo y meterle un tremendo susto.

-¡Mamá! ¡¿Qué haces aquí?!
-¡¿Qué es eso?!

Rodrigo nervioso no pudo contestar y sólo observaba a su mamá, intentado encontrar las palabras correctas. En ese instante, su madre sale del trance que la mantuvo cinco minutos y volteó a ver a su hijo.

-¿Porqué no empiezas por la verdad? ¿Porqué no empiezas explicándome porque pasas en frente de mi como si fuera un fantasma para venir a recluirte a tu cuarto?

Rodrigo baja la mirada y acepta decirle toda la verdad, aunque ello pudiera conllevar tres semanas de castigo.

Hackers: una subcultura digital

-Hay un mundo nuevo que existe en la red, conformada por usuarios que interactúan entre ellas y forman comunidades virtuales con relación a gustos y preferencias delimitadas. Algunos prefieren ver videos en YouTube de música rock y exponer sus gustos por medio de comentarios positivos o negativos; otros prefieren entrar a foros de discusión sobre temas de cine o software libre para conocer cuales son las nuevas tendencias de ese campo; hay otros, que nos gusta estar fuera de la vista común y normal de estas comunidades virtuales. Estamos quienes vemos el lenguaje multimedia como una forma de libertad en este mundo, donde no hay reglas y las que hay, no importan. Somos una comunidad virtual escondida, somos hackers.
“Nuestro propósito principal es crear software que beneficien a los usuarios de la red, facilitarles la vida digital por decirlo así. Buscamos el reconocimiento de nuestros iguales y somos totalmente fieles a nuestra comunidad. No vamos por ahí intentando robar el trabajo de nuestros colegas, sino al contrario retroalimentamos los trabajos para perfeccionarlos y que funcionen al cien. Ya sabes lo que dicen, dos o tres manos son mejor que una.
“Aunque no lo creas existe un diccionario para hackers, lo llamamos jargón file y define cualquier concepto que envuelve este mundo. Todo tiene inicio en 1961 en el MIT cuando los estudiantes de computación empezaron a coincidir en el laboratorio o en los clubes para crear cosas nuevas. Cosas que estuviera fuera de la ley y que tuvieran un beneficio social. Ha decir verdad grandes aportaciones han salido de las comunidades hackers, por ejemplo sistemas operativos (Linux) con la misma o mayor calidad a los comerciales (Windows o Mac). Y lo mejor es que no tiene costo alguno, porque entre la comunidad hay normas indispensables que definen a la comunidad como un modo de vida positivo.  Entre ellas está que el acceso a las computadoras debe ser ilimitada, la información debe ser libre (sobre todo porque ahora la información es poder y cuanto más esté al alcance de la sociedad mejor), desconfiar de las autoridades porque solo son vasallos de los opresores, y crear arte y belleza a través del lenguaje multimedia. Estos son algunos puntos.
“No es que esté haciendo nada malo mamá, sólo estoy intentando cambiar la vida de los demás ayudándolos. Algunos lo hacen donando dinero, sangre o ropa; otros haciendo buenas caridades como enseñar gratuitamente a personas y nosotros, lo hacemos mediante la red.

-No pensé que te importara la sociedad hijo. Todo el tiempo conectado a esta computadora pero ahora sé lo que haces y sólo quiero decirte algo, me siento orgullosa de ti.
-Gracias mamá.